Síndrome de Koro o Síndrome de Retracción Genital

Síndrome de Koro

Síndrome de Koro. Si eres una persona que vive constantemente con el temor de que tus genitales se están reduciendo, es probable de que padeces el síndrome de Koro o más conocido con el nombre de síndrome de retracción genital.
El síndrome de Koro es un trastorno psiquiátrico caracterizado por la ansiedad y el temor profundo a la contracción del pene o retracción de los genitales en el abdomen hasta que desaparecen. Los enfermos de síndrome de Koro, creen que cuando desaparecen los genitales van a morir.

Este miedo o ansiedad se encuentra sobre todo en personas de países como India, China y Japón. En los Estados Unidos y Europa el síndrome se conoce como el síndrome de retracción genital.

Síndrome de Koro se observa principalmente en personas jóvenes del continente asiático. Los científicos no están seguros de que esto se debe a una tendencia cultural nativa hacia un tipo de ansiedad en particular o que el síndrome comenzó como un rumor que ha sido tomado literalmente. Algunos médicos han observado que el síndrome de Koro se ha vuelto cada vez más popular en los países occidentales, sin embargo, en occidente, el síndrome de Koro esta vinculado a condiciones psicológicas adicionales.

Muchos de estos jóvenes son generalmente mal informados sobre los cambios psicológicos en la pubertad. También se les priva de información sexual adecuada, que explica su desarrollo físico. Las personas que padecen el síndrome de Koro, creen que cuando su pene encoge es un signo de advertencia de su inminente muerte.

Personas que han sufrido de Koro en Estados Unidos, también fueron diagnosticados con enfermedades mentales. Entre estas, podemos encontrar la esquizofrenia, el trastorno de ansiedad o trastorno dismórfico corporal, mientras que en los países asiáticos los individuos que sufren de este mismo síndrome, padecen de una perfecta salud.

En un estudio realizado por investigadores alemanes, se observó que los pacientes que sufren enfermedades mentales alternativas, una vez que su trastorno mental fue tratado, ha disminuido también el temor a la retracción genital. Los investigadores alemanes, también creen que el síndrome de Koro puede estar afectando a más personas de lo que se tiene conocimiento en el presente. Señalaron que muchos pacientes pueden ser reacios a informar sus síntomas debido al sentimientos de vergüenza.